Feed on
Posts
Comments

Hola os adjunto un estudio que he realizado sobre la vacuna del sarampión para el curso de postgrado de Medicina Natural que he realizado en la Universidad de Medicina de Zaragoza.
El estudio trata sobre la enfermedad y los efectos secundarios de las vacunas, en especial sobre el tiemrosal y el autismo. Es algo largo, pero espero que lo disfruteis.

Trabajo Vacuna del Sarampión.
Postgrado Medicina Natural
Raquel Cabo Gonzalez, agosto 2012
www.raquelcabo.es

1-AGENTE ETIOLÓGICO
El Sarampión es una enfermedad infecciosa causada por un virus llamado paramixovirus del género Morbillivirus.
Los paramixovirus son miembros de la familia de virus paramyxoviridae que poseen un genoma con ARN de cadena sencilla de polaridad negativa como ácido nucleico; albergan dicha información genética en una cápside cubierta de envoltura viral y estructuralmente definida por una simetría heliocoloidad, de un tamaño de 125 a 250×18 mm. Con envoltura, pleomórfico y un filamentoso nucleocápside; y por ensamblar los viriones madures en el citoplasma como compartimento celular.
Definiciones oficiales como el diccionario de internet wikipedia, define la enfermedad como “el sarampión es una enfermedad muy seria, exantemática, como la rubeola y la varicela, bastante frecuente, especialmente en niños y adolescentes,…” causados por el virus anteriormente citado.
Otra fuente como Medine Plus, es mucho más objetiva a la hora de definir la enfermedad: “Es una enfermedad muy contagiosa (se propaga fácilmente) causada por un virus”.
2-MANIFESTACIONES CLÍNICAS
Está última fuente, Medline, es la que expresa las manifestaciones clínicas de la siguiente manera:
Los síntomas generalmente comienzan de 8 a 12 días después de la exposición al virus, lo que se denomina período de incubación.
Los síntomas pueden abarcar:
• Ojos inyectados en sangre
• Tos
• Fiebre
• Sensibilidad a la luz
• Dolor muscular
• Erupción cutánea que:
o aparece generalmente de 3 a 5 días después de los primeros signos de la enfermedad
o puede durar de 4 a 7 días
o empieza usualmente en la cabeza y se extiende a otras áreas y progresa cuerpo abajo
o puede aparecer como áreas planas y decoloradas ( máculas) o áreas sólidas, rojas y levantadas ( pápulas) que después se juntan
o produce prurito o picazón
• Enrojecimiento e irritación de los ojos (Conjuntivitis)
• Rinorrea
• Dolor de garganta
• Diminutas manchas blancas dentro de la boca (manchas de Koplik).
En resumen como explica la información extraída del www.elmundo.es y que resume los síntomas por orden de aparición:
El síntoma más característico del sarampión son las manchas de Koplik, también llamadas enantemas. Estas manchas consisten en puntitos blancos, rodeados de un halo de inflamación rojo, en las mejillas. Las manchas aparecen a los cuatro o cinco días desde que se inicia la enfermedad. Al principio, el sarampión cursa con fiebre, catarro, malestar general, fotofobia (sensibilidad a la luz), tos seca y conjuntivitis. Los episodios de fiebre pueden alcanzar hasta los 40 grados de temperatura, pero poco a poco van desapareciendo. Unos dos o tres días después de que aparezcan las manchas de Koplik se produce el exantema del sarampión.
El exantema se inicia con manchitas de color rojizo detrás de las orejas, por el cuello y en las mejillas. Estas manchitas pueden extenderse por el resto del cuerpo (tronco, brazos y piernas) en unas 48 horas . Durante esta fase es probable que se produzca una fiebre alta y, en algunos casos, también síntomas gastrointestinales, como diarreas, vómitos o dolor abdominal.

3-TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD
Todas las fuentes citadas de medicina alopática indican que no existe ningún tratamiento específico para el sarampión, y posteriormente aluden a la vacuna del sarampión como la única manera de prevenir la enfermedad.
Solo la web de Medline indica algunos medicamentos como paracetamol y algunos remedios como vaporizaciones y reposo para paliar los síntomas de la enfermedad.
También indica en la web que algunos suplementos y alimentos con mucha Vitamina A, en lugares donde se observan carencias nutricionales (países en vías de desarrollo), de esta vitamina, reduce el riesgo de muerte y complicaciones en personas que ya tienen el virus del sarampión o les ayuda a prevenir pues según indica, sube las defensas del sistema inmune.
En la edición digital del periódico El País, del 6 de junio del 2011 y más recientemente en el mes de agosto de 2012 en el telediario de Televisión Española, se habló de una nueva moda de algunas madres de celebrar la “fiesta del sarampión” con el objetivo de que los niños pequeños se contagiaran unos a otros la enfermedad, a una edad temprana, cuando la enfermedad es menos violenta, y así no tener que vacunarse. Esta práctica es anunciada por los medios de comunicación como peligrosa, sobre todo en países como Gran Bretaña donde un porcentaje de la población alarmantemente alto, según estas fuentes, ha decidido no vacunar a sus hijos, para evitar los efectos secundarios de las vacunas. Temas que se ampliará posteriormente.
La infección se propaga por contacto con gotitas provenientes de la nariz, la boca o la garganta de una persona infectada. El estornudo y la tos pueden lanzar gotitas contaminadas al aire. Su diagnóstico se realiza por medio de serología o cultivo viral, que rara vez se hace.
4-PREVENCION DE LA ENFERMEDAD.
Se considera en general el sarampión como una enfermedad de buen pronóstico sino hay complicaciones. Es una de las conocidas como enfermedades infantiles.
Como prevención de la enfermedad se recomienda por la Medicina Oficial el uso de la vacunación para evitar la infección. La web Medline también recomienda tomar inmoglubina sérica 6 días después de estar expuestos a la infección por el virus del sarampión para evitar complicaciones en la enfermedad.
Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el sarampión es una enfermedad sin tratamiento específico. La mayoría de los pacientes se recuperan en 2 o 3 semanas. Sin embargo, el sarampión puede causar complicaciones graves, tales como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía, sobre todo en niños malnutridos y pacientes inmunodeprimidos. El sarampión es una enfermedad prevenible mediante vacunación.
La vacuna del sarampión ha sido recomendada desde sectores oficiales como la OMS y aceptada por la mayoría de la clase médica, sin embargo una parte de esa clase médica, junto con otros profesionales de la ciencia, y un porcentaje de la población se manifiesta en contra de esta solución por motivos, que relataré más adelante.
Estas dos visiones obligan a separar este enunciado en dos partes. La primera parte se indica la visión oficialista y la segunda una visión minoritaria pero que cada día va sumando adeptos.
1-Los oficialistas
Según la Asociación Española de Vacunología, www.vacunas.org, el sarampión es una enfermedad potencialmente grave, y que produce complicaciones graves como:
• Otitis: 5-9%
• Bronconeumonía: 1-6%.
• Encefalitis: 1:1000. Puede ocasionar la muerte o secuelas como sordera o retraso mental.
La mortalidad del sarampión es importante en países en desarrollo (5-10%) y aún significativa (1-2 x 1.000 casos) en los desarrollados.
Según esta misma fuente de información la vacuna ha ayudado a remitir la enfermedad en un 95% de casos.

Según la información de la web de Fisterra :

La vacuna frente al sarampión, la rubéola y la parotiditis está incluida en el calendario de vacunaciones infantiles, con una primera dosis que se aplica a los 15 meses y una segunda de los 3 a los 6 años de edad.

Además está recomendada en los adultos jóvenes no vacunados y que no han padecido el sarampión, la rubéola o la parotiditis. Específicamente deben de vacunarse frente a la rubéola las mujeres en edad de tener hijos; personas no vacunadas o que no han pasado las enfermedades y que son convivientes y contactos de enfermos (en las 72 horas postexposición).

Ciertos grupos de población podrían tener un mayor riesgo de exposición y transmisión de estas enfermedades por lo que también está recomendada la vacunación. Entre estos grupos se encuentran:

Personas que trabajan en instituciones educativas: estas instituciones constituyen potenciales áreas de alto riesgo para la transmisión de estas enfermedades. Los profesores y cuidadores de niños en escuelas infantiles, guarderías y de otros niveles educativos, nacidos después de 1970 deben estar correctamente protegidos mediante la administración de dos dosis de vacuna triple vírica siempre que se constate que no padecieron las enfermedades contra las que se vacuna.

Personal sanitario: el personal sanitario tiene un mayor riesgo de adquirir estas enfermedades que la población general. Las personas que trabajan en hospitales u otras instituciones sanitarias, deben estar debidamente protegidas frente al sarampión, la rubéola y la parotiditis, ya que pueden contraer y transmitir estas enfermedades a sus pacientes.

Viajeros internacionales: las enfermedades frente a las que protege la vacuna triple vírica son todavía endémicas en muchos países. Los viajeros a zonas endémicas que no estén inmunizados y en los que no se constate que padecieron previamente sarampión y parotiditis (los varones) y sarampión y rubéola (las mujeres) deben ser protegidos mediante la vacunación con vacuna triple vírica.

Personas infectadas por VIH: las personas infectadas por VIH tienen un mayor riesgo de complicaciones graves si contraen el sarampión. Los nuevos diagnósticos de infección por VIH, sean niños o adultos, sin evidencia de inmunidad frente al sarampión deben recibir la vacuna triple vírica, a menos que exista evidencia de inmunodepresión grave.

Al igual que sucede con otras vacunas, no deben vacunarse las personas que se encuentren en las siguientes circustancias:

– Personas con reacción alérgica grave a dosis previa o a alguno de los componentes de la vacuna. La vacuna utilizada normalmente puede desencadenar una reacción alérgica en las personas con anafilaxia (reacción alérgica inmediata y muy severa) a las proteínas de huevo, a la neomicina y a la gelatina hidrolizada. En los casos de reacción alérgica grave a alguno de esos componentes deben utilizarse vacunas que no los contengan, aunque dichas vacunas pueden no aportar una protección satisfactoria frente a la parotiditis. Estas personas deben informar a su médico de la presencia de este tipo de alergias severas.

– Personas con enfermedades moderadas o graves, Deben esperar hasta su recuperación para recibir la vacunación.

– Las mujeres embarazadas no deben recibir esta vacuna y, en general las mujeres deben evitar el embarazo en el mes siguiente a la vacunación. Aunque no se ha descrito ningún caso de afectación en el feto en mujeres que han recibido la vacuna sin saber que estaban embarazadas, al tratarse de una vacuna de virus atenuados, es una medida de precaución evitar su utilización durante el embarazo.
De modo particular, no deben vacunarse las personas que se encuentren en las siguientes circustancias:

– Personas con algún tipo de inmunodeficiencia y/o que estén recibiendo terapia inmunosupresora incluyendo los corticoides a altas dosis, no deben recibir la vacuna triple vírica si se encuentran severamente inmunocomprometidas. Para reducir el riesgo de exposición y proteger a estos pacientes que no pueden ser vacunados, se administrará la vacuna a sus contactos familiares que no estén ya protegidosfrente a estas enfermedades.

– Las personas infectadas por VIH deben recibir la vacuna si se encuentran asintomáticas o si tienen síntomas pero no están severamente inmunodeprimidas, siempre que no se tenga constancia de su protección.

– Si se han administrado inmunoglobulinas en altas dosis o hemoderivados, se debe retrasar la vacunación en un tiempo variable dependiendo del producto concreto y la dosis recibida.

– Las personas con historia de trombocitopenia o con púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) pueden tener un mayor riesgo de desarrollar trombocitopenia clínica después de la vacunación. Los beneficios de la vacunación son normalmente mayores que los potenciales riesgos, siempre teniendo en cuenta que el desarrollo de trombocitopenia es más frecuente en caso de infección por sarampión o rubéola. Sin embargo, puede ser prudente aplazar la administración de la vacuna si el episodio de trombocitopenia tuvo lugar en las 6 semanas previas.

– Leucemia: Las personas con leucemia en remisión no inmunes al sarampión, deberían recibir la vacuna una vez superado el intervalo de 3 meses tras la quimioterapia.

Sin embargo, pese a los beneficios que las fuentes oficiales le han concedido a esta vacuna, hay sectores en la sociedad, también encabezados por médicos y personal científico que han expresado otra visión respecto a esta vacuna y su manera de afrontar la enfermedad del sarampión.
2-movimientos anti-vacunas.
El sector de la población que más ha rechazado el uso de la vacuna del sarampión como preventivo para contraer la enfermedad, se basa en el rechazo básicamente a dos puntos. Uno: su ineficacia, dos: los efectos secundarios de la vacunación masiva que se concentra en el punto más conflictivo de esta vacuna: el autismo como efecto secundario de la vacuna.
Según la Asociación de la vacunación Libre el riesgo de contraer el sarampión en España es mínimo ya que la enfermedad ha ido disminuyendo de forma paulatina. Según estas fuentes el descenso de la enfermedad entre 1901 y 1981 fue del 99,9%, siendo estos datos anteriores al año 1981 que se introdujo la vacuna de la Triple vírica, según el Anuario Estadístico en España, en la que se incluye la del sarampión .
Este dato lo cotejan con el incremento de la varicela al tiempo que disminuía el sarampión y que los profesionales médicos de esta asociación achacan a una hipótesis que consideran que las enfermedades eruptivas en la infancia son como “limpiezas constitucionales” de material genético, lo que cual se traduciría, en una menor tendencia a las enfermedades crónicas en la edad adulta.
Como resultado del incremento de infección por varicela ha dado como resultado la aparición de una nueva vacuna llamada la cuádruple vírica (sarampión-rubeola-parotiditis-varicela), que según un estudio de Garcia Vera C., publicado en www.evidenciasenpediatria.es en el 2010 podría duplicar la incidencia de convulsiones febriles en comparación con la administración separada de la triple vírica y varicela.
Los efectos adversos de la enfermedad del sarampión y sus posibles complicaciones, hace necesaria según la visión oficialista medidas de vacunación como única medida preventiva. Sin embargo, la Asociación de Vacunación Libre, indica que la complicación más grave denominada Panencefalitis esclerosante subaguda (PES) es un trastorno progresivo muy raro y que a finales del decenio de 1960 se estableció que se debía a una infecciñon natural persistente por el virus del sarampión.
Los síntomas iniciales de la PES pueden aparecer varios años después de la infección y se prolongan durante meses o años, hasta llevar al coma o a la muerte.
Después de esta asociación entre el sarampión y la PES se planteó que la vacuna del sarampión también pudiera provocar esta enfermedad, dado que se encuentra asociada a una infección natural más leve .
Sin embargo, también indican que el sarampión puede afectar gravemente a personas con las defensas muy disminuidas, como en países del tercer mundo, cuya evolución de la enfermedad puede ser mucho más complicada
Según un informe sobre el sarampión presentado en Granada en el 2010, por Juan Manuel Marin. , las tasas de la morbimortalidad del sarampión han seguido una curva descendente desde finales del siglo XIX, por lo que les sorprende que se haya achacado, a la vacunación por el sarampión el descenso de la tasa de influencia del virus; a los datos del Anuario Estadístico se remiten para confirmar este punto:
En España fallecieron 18.463 muertes a causa del sarampión en 1901. En 1931 en la Segunda República, las defunciones eran 3.826, en 1950, la cifra de muertos era de 862. En 1970 los óbitos no llegaron al centenar y en 1981 los decesos por esta enfermedad fueron 19. En este periodo y en ausencia de vacunación la mortalidad se redujo en un 99,9%.
Los datos adquieren más fuerza si se sabe que desde el 1901 a 1981 la población española dobló su número de habitantes. Estos datos muestras que el factor que ha conseguido una menor influencia en la mortalidad del virus del sarampión no se debe en absoluto a la vacunación.
Cuando se introduce la vacunación de la triple vírica en España en 1981 la situación paulatinamente va cambiando hasta llegar a su máxima incidencia en 1983 cuando se notificaron 304.350 casos, y en 1986 que el anuario estadístico cifra en 220.096 casos. El estudio recalca que estos máximos no se alcanzaron nunca en todo el siglo XX.
Los datos estadísticos de otros países, según muestra el estudio, también gráficamente, indican que la evolución de la enfermedad es parecida a lo que ocurre en España.
En ese mismo estudio se indica un baile de cifras distinto si los datos proceden de la OMS y organismos dependientes, donde se indican que el 1994 más de un millón de niños al año mueren de sarampión. El informe indica que podrían estar adjudicando al sarampión complicaciones derivadas de la desnutrición y miseria muy extendidas en áreas de Asia y África.
Otra de las complicaciones graves de la vacuna del sarampión es la encefalitis (inflamación del encéfalo, una parte del cerebro). Las estadísticas oficiales indican que se manifiesta en 1 por 10.000 casos de sarampión.
Esto nos lleva al punto de plantearnos los posibles efectos secundarios de la vacuna del Sarampión.

La encefalitis, según un informe de la Liga para la Libertad de Vacunación , es también una complicación de la vacuna, con cifras más elevadas que cuando se trata de una complicación debida a una infección natural. Según las consultas estaríamos hablando entre 1 por 200.000 y 1 por 20.000 vacunaciones. Algo, a tener en cuenta si pensamos en los pocos niños que contraen la enfermedad y los muchos niños que son vacunados.
Otros trastornos secundarios de la vacuna, o efectos postvacunacionales son otitis de repetición, reacciones asmáticas, gastrointestinaes, y hematológics.
La mayor controversia respecto a los efectos secundarios de esta vacuna en la actualidad es el autismo.
El Autismo
Las preparaciones comerciales de la Vacuna Triple Vírica en España son.
-Trivaren de Laboratorios Berna
-Vacuna Triple MDS de Laboratorios Sanofi Pasteur MSD
-Priorix de laboratorios SKB grupo GlaxoSmithKline
Preparaciones comerciales de la vacuna del sarampión en España :
Vacuna Rimevax de Laboratorios GlaxoSmithkline
Estos datos están disponibles y actualizados según el catalogo de medicamentos elaborado del consejo General de Colegios Oficiales de farmacéuticos.
Actualmente existe una gran controversia respecto a la vacunación en general y también respecto a la triple vírica, sobre todo en Estados Unidos y Gran Bretaña y que también ha llegado a España, donde sectores médicos y padres, se están planteando la eficacia de las vacunas y sobre todo la peligrosidad de introducir en cuerpos de niños tan pequeños sustancias peligrosas.
El periódico El País del 6 de junio de 2011 así lo muestra en un elocuente titular que titula LA MODA QUE DISPARO EL SARAMPION, donde se acusa a padres de clases social muy baja y a “familias bien formadas que secundan estilos de vida pretendidamente naturalistas, que rechazan los productos de la industria farmacéutica como gesto de militancia”, de haber disparado en España la tasa de sarampión por no vacunar a sus hijos. Poniendo en duda, sin ser este su objetivo, la eficacia de la vacuna en personas bien vacunadas. Pues muestra el miedo de una población en general vacunada a un brote de esta enfermedad de la que están inmunizados.
El problema según los sectores oficialistas es que ya en Reino Unido este grupo ya no es minoritario (el de padres que se niegan a vacunar a sus hijos) y según fuentes del periódico, están teniendo un gran impacto en la salud pública.
La punta del iceberg ha sido la aparición de un gran número de casos de autismo relacionados con la vacuna de la triple vírica.
Esta relación se sustenta en dos trabajos del Dr. Andrew Wakefield y del Dr. Vijendra D. Singh, que han demostrado que la vacuna del virus del sarampión puede producir por luna parte inflamación y permeabilidad intestinal posibilitando que todo tipo de sustancias sin digerir pasen del intestino al torrente sanguíneo y de ahí al cerebro produciendo daños a nivel neuronal, y por otra parte, en algunos niños, una reacción autoinmune contra la mielina, de varias partes del cerebro.
Tal como publica el periódico en el artículo antes citado:” La publicación en 1998 de un artículo científico que vinculaba la triple vírica con el autismo provocó un descenso de la tasa de cobertura de la vacuna por debajo del 80% en 2004. Aunque la propia revista The Lancet, una de las más reputadas en el mundo científico, retiró el artículo porque el autor había falseado datos, los activistas lo siguen citando para alertar contra las vacunas”.
Los sectores sanitarios no aceptaron estas hipótesis, y refutaron el estudio por indicar que falsificaba datos.
Sin embargo, cada vez son más los estudios médicos y científicos, que indican los presuntos peligros de la vacunación, destacan tres puntos:
-Se vacuna a una muy temprana edad.
-los cócteles de varias vacunas juntas, complican los efectos secundarios.
-La composición de las vacunas son altamente peligrosos, incluyendo metales pesados.
Un reciente estudio de noviembre del 2011 dirigido a los que niegan cualquier relación entre las vacunas cargadas de mercurio y el autismo, les indica que les será difícil desmentir el último descubrimiento de la CoMed, coalición para los Fármacos Libres de Mercurio. Gracias a una demanda hecha en virtud de la Ley de Libertaddde la información danesa, esta asociación ha obtenido documentos que revelan el papel crucial del mentiroso Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en un estudio que muestra una clara relación entre vacunas con mercurio y autismo.
Esta misma fuente, señala que en 2003 la revista Pediatrics publicó un estudio realizado en Dinamarca, que observaba una disminución significativa en las tasa de autismo en el país después de la eliminación del timerosal, un componente mercurial de las vacunas. Sin embargo, debido a influencias de la CDC, lo que se publicó posteriormente indicaba lo contrario, incluso se insistía que gracias al timerosal habían disminuido los casos de autismo. Tal fue así que los autores del estudio acusaron a la CDC de falsificar sus datos.
En este mismo sentido se manifiesta el artículo aparecido este año en la revista Discovery Salud donde se habla de manipulación de información y encubrimiento de la causa de autismo de manera criminal.
El artículo firmado por Jesús García Blanca, señala que ya en el 2001, el Instituto de Medicina (IOM) de Estados Unidos hizo un informe en el que se recomendaba a la CDC que no se utilizara el timerosal en las vacunas. Al igual que se recomendó realizar estudios sobre la relación entre desórdenes del desarrollo neural y las vacunas con Timerosal. Los CDC nunca asumieron hacer estudios.
Según fuentes de esta revista ya en 1999 el Servicio de Salud Pública estadounidense y la Academia Americana de pediatría e incluso los propios fabricantes de vacunas emitieron un comunicado conjunto proponiendo que las vacunas con timerosal fueran retiradas lo antes posible. Años después afirmaban que no había peligro.
El problema es que madres de todo el mudo siguen relatando la escalofriante historia de niños sanos que convulsionaron después de administrarles la vacuna, continuaron con complicaciones neurológicas y que finalizaron en autismo.
Yo misma he sido testigo de una de estas conversaciones donde la madre, me indicó con toda seguridad que su hijo ahora de tres años, y con autismo severo, estaba sano hasta que le inyectaron la primera dosis de vacuna de la triple Vírica.
De momento siguen apareciendo estudios sobre el timerosal y el autismo, y webs de personas particulares con nombres tan demostrativos como el que sigue www.rescatandoanuestrohijodelautismo.blogspot.com.es, donde se accede a estudios y tratamientos. Destaca el estudio del Timerosal y las enfermedades del neurodesarrollo infantil del Dr Luis Maya en el que se evalúa el uso de timerosal y el incremento de autismo en población infantil.
Otros artículos aparecen en la web http://detenganesavacunaya.files.wordpress.com, donde se indican estudios y se apela a la inminente eliminación del timerosal de la vacuna triple Vírica. En esta web aparecen otros estudios bien referenciados sobre este asunto que se pueden consultar en la web.
La Asociación Española de Pediatría en su Consejo Asesor sobre Vacunación se posiciona a este respecto sobre el timerosal .
“Como seguramente sabe, el tiomersal o timerosal es un compuesto mercurial que se emplea como preservante (no es un adyuvante) y antiséptico, que es difícil sustituir en los envases multidosis (líquido) y que en la actualidad ninguna vacuna de venta en España lo contiene, salvo en cantidades ínfimas (trazas), salvo los preparados multidosis frente a la gripe A.
La recomendación de retirar el tiomersal de las vacunas infantiles se debe a una precaución establecida sobre el supuesto teórico de cuál sería la dosis máxima segura de mercurio, pues nunca se han detectado efectos adversos atribuibles a este elemento provocados por la vacunación en forma de autismo ni alteraciones del desarrollo neurológico en niños, pero… desde 1999 ha sido objeto de estudio.
Las vacunas de calendario actuales que se administran en la infancia no contienen tiomersal y las que lo incluyen es tan solo en cantidades ínfimas (trazas). Según el vademécum de vacunas de la Asociación Española de vacunología consta que incluyen tiomersal los siguientes preparados: Anatoxal Tedi, ENGERIX-B 20 microgramos, Fendrix, Pandemrix (presentación multidosis), Panenza, Td adultos Leti (en suspensión temporal), Toxoide tetánico Leti (en suspensión temporal), Tritanrix Hep B, Twinrix Adultos y Twinrix Pediátrico”.
Sin embargo un estudio recogido en el 2000 y recogido por la Liga de la Libertad de la Vacunación en su web indica la cantidad exacta de estas y otras sustancias en las vacunas que se administran a diario en nuestro país, donde se dice que buena parte de las vacunas españolas siguen teniendo timerosal en dosis de 0,025 y 0,05 mg, que genera dosis de 12 a 37 mcg para aquellos niños que se adminstran todo el calendario vacunal español.
Con timerosal o sin él personas de todo el mundo siguen cuestionando los beneficios de las vacunas.
Encuestas y estudios que se realizan en la actualidad, todavía no terminados, y que se realizan sin la aprobación de organismos y fuentes oficiales, ponen en tela de juicio los supuestos beneficios de la vacunación masiva, e indican la incidencia de enfermedades autoinmunes cinco veces mayor, en adultos vacunados desde la infancia .

LA BIBLIOGRAFIA NO APARECE EN EL ARTICULO PERO SI ALGUIEN ESTA INTERESADO EN LAS FUENTES PUEDO ENVIARLE EL ESTUDIO POR MAIL.